viernes, 21 de diciembre de 2012

Navidad 2012: unas líneas al correr de la máquina

Los saqueos demuestran el fracaso de la "política social" del cristinismo y desmienten el mito de que la AUH separaba a pobres oficialistas de asalariados privilegiados opositores. El clima de descontento con el gobierno ha llegado en mayor o menor medida a todos los sectores sociales y se expresa en modos diversos, en un año en que "el crecimiento a tasas chinas" cedió su puesto a la "sintonía fina" y las políticas más abiertamente antiobreras. Que puedan tener peso las internas de los partidos burgueses o que pueda haber punteros, no es el punto. Si no hay necesidades insatisfechas largamente (y odio social) nadie saquea codo a codo con los punteros, porque incluso para que se enganchen algunos oportunistas, es necesario que el fenómeno sea real y no inventado. 

Párrafo aparte merecen los argumentos de que el que se lleva un LCD estaría demostrando ser un simple vándalo, ya que los pobres solamente llevarían arroz y harina para las tortas fritas. Además de una confesión de partes de lo que piensan sobre los derechos del pueblo, es una expresión, en el terreno de los prejuicios gorilas, de la tendencia del capital a pagar la fuerza de trabajo al mínimo necesario para su reproducción o incluso por debajo de ese mínimo. 

En este contexto, es absolutamente vergonzosa la respuesta del gobierno de llenar Bariloche de gendarmes (de paso les pido que tomen nota a los izquierdistas truchos que apoyaban su motín) y querer responsabilizar a las organizaciones obreras por los resultados de una política sistemática de mantener el pobrerío en ghettos. No se queda atrás el gobernador neuquino Jorge Sapag, que viene en un giro "sobischista" contra la lucha de los trabajadores del EPEN (con el apoyo de Berni y Abal Medina) y cuya policía asesinó de un tiro en la nuca a un pibe de 14 años en un nuevo caso de gatillo fácil.

Sin embargo, las acciones desesperadas de los saqueos protagonizadas por los pobres de las grandes barriadas también dejan mal parada a la burocracia de los grandes sindicatos ya que muestran los límites de su política "corporativa", que sistemáticamente se niega a tomar las demandas de los sectores obreros y populares que están por fuera del sector asalariado formalizado afiliado al gremio o central bajo su control. 

Partiendo de condenar la represión a los que participan de los saqueos y del repudio al intento de presentar como vándalos a los sectores populares más castigados, es necesario decirle también a los que se entusiasman con estas acciones, que reivindicar a los pobres "radicalizados" contra los obreros "aburguesados" es  simplemente el otro lado (como decía Hegel) de esta política de la burocracia que divide a los trabajadores de los pobres urbanos. Esa línea, seguida por la izquierda autonomista italiana en los '70 para lo único que sirvió fue para que sus militantes terminaran presos en jaulas. 

La situación actual pone de relieve la necesidad de que la clase trabajadora tenga una política independiente respecto de los partidos patronales y una estrategia de superar las divisiones al interior de la propia clase así como de hegemonizar a los pobres de las grandes barriadas para evitar que sean utilizados en el futuro como base de maniobras de salidas reaccionarias o al revés reprimidos salvajemente, ante la pasividad o el temor de los que sienten que todavía tienen algo que perder. 

miércoles, 19 de diciembre de 2012

19D en Neuquén: Declaración de la corriente Nuestra Lucha

19D: Nos movilizamos junto al EPEN y ATEN, por el triunfo de los trabajadores y contra la criminalización de la protesta social

Sapag contra los trabajadores del EPEN: Sobisch 100%

La lucha del EPEN se ha transformado en el principal conflicto de la provincia. Sucede que además del importante rol que juega esta empresa en el funcionamiento cotidiano de los hogares y la economía de Neuquén, se suma el intento de Sapag de imponer a los trabajadores una "paz social", muy parecida a la política represiva tradicional del Sobischismo. Las amenazas de despedir trabajadores, acusándolos de "violentos" y de realizar "atentados", las represiones reiteradas en acciones callejeras, vallando el edificio y realizando allanamientos a los compañeros del EPEN, muestran que el gobierno de Sapag se juega a derrotar el conflicto para disciplinar a los trabajadores y también, como los mismos obreros vienen denunciando, para poder avanzar en una política de privatización de este organismo estatal. Sobisch 100%...

Frente a esta situación, es necesario que todas las organizaciones obreras, de DDHH, políticas y sociales nos pongamos a a disposición para que la lucha de los compañeros pueda triunfar. Junto a las compañeras de la Violeta Negra de ATE, decimos que no importa la posición política que tenga tal o cual dirigente o las internas que pueda haber en ATE: la lucha del EPEN tiene que triunfar por la legitimidad de sus reclamos y porque también es en defensa propia para todos los trabajadores. 


ATEN: junto a la lucha del EPEN, preparemos el no inicio

Así como el gobierno ataca en forma virulenta a los trabajadores del EPEN, busca que ATEN llegue desgastado al comienzo del 2013 con reiteradas mesas de negociación en las que vuelve a ofrecer los aumentos en negro que ya fueron rechazados por los trabajadores. Sapag salió también a acusar de violentos a los trabajadores de la educación, amenazando con perseguir a los que luchen.

Las asambleas de ATEN ya votaron el no inicio en el 2013 y por la dureza que muestra el gobierno, puede verse que se va a jugar a dejar aislada la lucha de los trabajadores de la educación e intentará derrotarnos. Como plantean las compañeras de la Agrupación Negra, la solidaridad con la lucha del EPEN es una tarea de primer orden para los trabajadores/as de la educación. Si ellos son derrotados, las condiciones para luchar de todos los trabajadores serán más duras.

En este contexto, está planteado consolidar la unidad que se empezó a gestar ayer en la gran asamblea abierta convocada por el EPEN. Allí pudimos juntarnos trabajadores de todos los sectores, incluyendo a las obreras textiles que luchan por la reincorporación de Norma Brizuela, las trabajadoras municipales precarizadas que fueron despedidas por funcionarios de Quiroga, estudiantes del Centro de estudiantes de Humanidades, entre todas las delegaciones presentes. Esa unidad es la que nos permitirá reunir la fuerza para torcerle el brazo al gobierno de Sapag y derrotar su escalada represiva contra los trabajadores.

Tenemos que mantener y profundizar ese espacio para empezar a discutir cómo preparamos una lucha conjunta por nuestras demandas, empezando por el rechazo a la criminalización y represión de la protesta social, que debe incluir la exigencia de un plan de lucha unificado de la CTA. 


¡No a la criminalización y represión de la protesta social!

¡Rodeemos de solidaridad a los compañeros del EPEN! ¡Por el triunfo de su lucha!

Unidad y coordinación. Mantengamos las reuniones comunes entre el EPEN, ATEN, sector Salud de ATE, el Sindicato Ceramista y todos los sectores combativos.

¡Por un plan de lucha unificado por todas nuestras demandas!


Corriente Nuestra Lucha

lunes, 17 de diciembre de 2012

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Neuquén: Movilización en repudio a la impunidad y por Marita Verón


Copio convocatoria de Pan y Rosas

REPUDIAMOS AL PODRIDO RÉGIMEN DEL GOBIERNO, LA JUSTICIA Y LA POLICÍA QUE ENCUBRE Y PARTICIPA DE LAS REDES DE TRATA
JUSTICIA PARA MARITA VERÓN Y TODAS LAS VÍCTIMAS DE TRATA

A las 19:30 hs. concentramos en el Monumento a San Martin

Después de diez años de lucha, diez meses de juicio y decenas de testimonios que sacaron a la luz el podrido entramado de las redes de trata que operan en el noroeste, los 13 imputados por la captación, venta y explotación sexual de Marita Verón fueron absueltos en un fallo escandaloso que provocó una enorme indignación en todo el país.

Los jueces de Tucumán, Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano desecharon las pruebas, incluso los testimonios de otras víctimas, y presentaron el veredicto sin dar demasiados fundamentos. Los acusados ya habían declarado que son dueños de whiskerías y no de prostíbulos. Pero eso no hace más que demostrar lo que ya es sabido por quienes luchamos contra las redes de trata de personas, que el 72% de los casos de secuestros y desapariciones por redes de trata, son mujeres que están esclavizadas en “locales nocturnos” habilitados por los municipios.

Los premios y distinciones que el gobierno de Cristina y el de Alperovich le otorgaron a Susana Trimarco, por su incansable lucha, son el cínico maquillaje que pretende ocultar lo inocultable: un régimen político podrido, que es parte del entramado de las mafias de la trata y la prostitución. “Acá está metida la mafia de los Ale, quienes fueron protegidos desde la Casa de Gobierno. Ellos son los responsables del secuestro de Marita”, había declarado Susana Trimarco en el juicio, mientras todos los gestos del gobernador K, no alcanzaban para tapar su relación con políticos como Miranda o sus encuentros en la Casa de Gobierno con Rubén “La Chancha” Ale, uno de los principales mafiosos acusados. 

La trata de mujeres tuvo, en los últimos diez años, un crecimiento alarmante en Argentina, ligada al turismo y a las rutas “de la soja” y “del petróleo”. Bajo los gobiernos K, más de 600 mujeres y niñas están desaparecidas, secuestradas por las redes de trata y prostitución.

Por eso, la agrupación de mujeres Pan y Rosas y el PTS denunciamos al gobierno nacional y provincial, a los políticos y funcionarios, a los jueces y las fuerzas represivas que forman parte, encubren o permiten la impunidad de estas mafias.

Convocamos, junto a organizaciones políticas, sociales, del movimiento de mujeres y por los DDHH, a repudiar el fallo absolutorio, exigiendo justicia para Marita Verón y todas las víctimas de trata, el miércoles 12 a las 19:30 hs. en el Monumento a San Martin.


•Por juicio político y separación de los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano.
•Por el desmantelamiento de todas las redes de trata
•Por la aparición con vida de Marita Verón y todas las jóvenes desaparecidas

Agrupación de Mujeres Pan y Rosas ( PTS e independientes)

viernes, 7 de diciembre de 2012

El acontecimiento que no fue y otros asuntos




El 2012 ha sido el peor año del kirchnerismo, porque incluso en el conflicto con "el campo", el clima social general era más afín al oficialismo. El paronama de ayer no podría ser más sugestivo: la ciudad de Buenos Aires inundada, Berni vestido de astronauta en medio de la nube tóxica y la ampliación de la cautelar a favor del grupo Clarín, (que el gobierno apeló en el día de hoy) conforman un cuadro digno del Escuadrón de Suicidio del Frente Popular Judaico de los Monty Python.

A diferencia de lo que dijo Depetri, el bluff del "7D" deja más débil al gobierno, de mínima por haber buscado transformar en un Acontecimiento algo que no lo fue o mejor dicho tuvo un resultado contrario al anunciado para los feligreses, aunque todavía no esté definida la pulseada con el monopolio colaborador de los milicos conducido por Magnetto.


Por otra parte, la Ley de Medios fue siempre muy bien vista por los sectores "progresistas" a los que también se denomina "minorías intensas" o "izquierda kirchnerista" según el gusto de quien rotula, pero nunca fue sentida como una reivindicación crucial por las masas obreras ni de las capas medias. Lo que cambió no es que El Pueblo haya dejado de apoyar al gobierno contra Clarín, sino que está dejando de apoyar al gobierno en su "conducción de los asuntos públicos" en general.

Aunque desde el cristinismo se habla de "hacerse fuerte en la adversidad igual que en 2009", parece difícil que se pueda recrear una "agenda progresista" como aquella posterior a la derrota electoral en la PBA.

Al haber cambiado el clima social primero con los cacerolazos de las capas medias a los que se sumó la oposición de derecha y después con el paro general del 20 de Noviembre, en que se expresó la oposición de la clase obrera a las políticas más regresivas del oficialismo hacia los trabajadores, la madre de todas las batallas contra La Corpo solamente sirve para enardecer a los que ya están convencidos.

Pero (y ahí está el problema principal) parece que el gobierno ha llegado a una situación en la que ya no puede ampliar su base social, lo cual casi seguro seguirá empeorando por sostener la política de impuesto al salario y precarización laboral.

En este contexto, la movilización del 19 de diciembre puede ser un importante hecho político, con el límite de que, siguiendo un subterfugio ya señalado por Clausewitz, Micheli y Moyano la convocan en un horario "cacerolero" y sin paro, para que sea un acto político al servicio de la oposición burguesa y no un hecho de la lucha de clases para una política independiente de los trabajadores. La burocracia pone la fuerza social descomunal de la clase obrera al servicio de los payasos del FAP o de la mafia del PJ. 

Para la izquierda se abre una oportunidad muy importante de trabajar en el descontento del movimiento obrero a un nivel mucho más amplio que lo que se pudo hacer hasta acá. 

En este sentido, y relacionado con lo que se hablaba acá y acá, acerca de cómo la situación política exige combinar la comprensión gramsciana de las recomposiciones con la capacidad de maniobra y cambios de orientación ante saltos y rupturas propios del pensamiento de Trotsky y recapitulando lo que se ha hecho y pensado desde el 2001, lo central del marxismo no puede ser una hipótesis de cómo la crisis genera que la izquierda se vaya para arriba (como suelen pensar nuestros aliados del FIT), hacia la cual conducirse rutinariamente durante décadas, sino la comprensión previa de las inadecuaciones, contradicciones y discordancias que afectan a la construcción de un partido revolucionario para encontrar los puntos de ensamble en los que apoyarse en la preparación activa de las fuerzas materiales y morales que la clase obrera necesita para vencer. Porque si no hubiera diferencia entre la crisis económica y la superestructura política ¿para qué harían falta la estrategia y la táctica?

lunes, 3 de diciembre de 2012

"Los obreros pasaron por el aula" (La Mañana de Neuquén)


Catorce trabajadores de la cerámica obtuvieron su título secundario. (Agustin Martinez) -

El viernes se recibió la primera promoción de estudiantes secundarios egresados del CPEM Nº 88, que funciona desde abril de 2010 en la fábrica recuperada por los trabajadores de la ex Zanon.

Fueron 14 los estudiantes que recibieron su título escolar. 

 “Es un hecho histórico más en nuestra lucha”, exclamó el estudiante Cristian Mellado. La frase caló hondo entre sus compañeros, amigos y personas que presenciaron el acto de colación de la primera generación de estudiantes egresados del CPEM Nº 88 que desde hace tres años funciona en la fábrica recuperada por los trabajadores de la ex Zanon. 

Ojos humedecidos, abrazos efusivos y mucha alegría sintieron las personas que vieron a los 14 estudiantes recibir su diploma y convertirse en la primera generación de egresados de esta escuela secundaria que por iniciativa de obreros y docentes funciona desde hace tres años con el nombre de uno de sus impulsores Jorge "Boquita" Esparza. 

“Estoy orgullosa de todos mis compañeros porque estamos obteniendo las herramientas para defender los derechos de la clase trabajadora”, dijo una de las egresadas, Elisa Cisterna.

La creación de esta escuela, instalada en el corazón de la fábrica, tuvo como premisa repartir el conocimiento entre todas las personas impedidas de finalizar sus estudios.

“Con nuestra escuela pasa algo similar que con los trabajadores que no querían subsidios sino trabajo genuino y por eso resolvieron expropiar la fábrica. En el aula expropiamos el conocimiento para poder construirlo y repartirlo”, explicó Mariel Malan, directora del CPEM Nº 88. “Ese es el esfuerzo que hacemos a pesar del modelo. Creamos una contracultura del facilismo y de la política clientelista que ofrecen los distintos gobiernos”, agregó.

Educando y educador 

En el año 2008 un grupo de obreros junto a docentes e integrantes de Cátedra de Adultos de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) iniciaron el proceso que conduciría a la creación de una escuela en la fábrica. Los trabajadores y trabajadoras tenían la necesidad de concluir los estudios secundarios. Bajo esa consigna una de las tareas del grupo de docentes fue realizar encuestas entre los obreros. El resultado fue que querían recibirse con un bachiller orientado a relaciones humanas.

“Cuando vimos las encuestas nos sorprendimos gratamente y es por eso que estamos con el Plan de Estudio Nº 154 del Consejo Provincial de Educación (CPE)”, dijo Malan.

Una de las luchas del equipo de trabajo fue que la escuela no cerrada y a término como pedían las autoridades sino que fuera abierta a toda la comunidad. “Este también fue un logro que hoy da la posibilidad de ver egresados no sólo a obreros de Fasinpat sino a personas de Centenario, del Barrio Nueva Esperanza o de Parque Industrial”, señaló Mellado.

Por su parte, Cisterna agregó que si bien estudian con el programa del Consejo Provincial de Educación, el secundario se distingue porque pueden participar de las jornadas docentes porque en la fábrica todo se maneja con asambleas abiertas.

“Creemos que la educación no es sólo del docente al alumno sino recíproca. Somos personas grandes que podemos transmitir nuestro conocimiento al docente”, afirmó.

El egreso de los catorce estudiantes es parte de la historia de una fábrica recuperada, que hace más de una década se encuentra bajo control obrero. Una escuela abierta a una comunidad que formó parte de la gesta de cientos de obreros que resolvieron mantener sus fuentes de trabajo. En la actualidad, los nuevos cursos albergan a 40 alumnos que quieren completar sus estudios.

viernes, 30 de noviembre de 2012

Los primeros egresados de la escuela de Zanon (Diario Río Negro)

Los primeros egresados de la escuela de Zanon
02:44 30/11/2012

NEUQUÉN (AN).- Hoy por la tarde se recibirán los primeros 14 alumnos del CPEM 88, "Boquita Esparza", ubicado en las instalaciones de la fábrica Fasinpat (ex Zanon). La entrega de diplomas será a las 18 horas y el acto será abierto a todo el público, también estarán presentes referentes de la agrupación Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Luego de tres años los primeros estudiantes del colegio se mostraron muy contentos por el logro obtenido. "Es una felicidad muy grande haber terminado nuestros estudios secundarios", dijo un egresado.

martes, 27 de noviembre de 2012

Trotsky, Gramsci y el caso argentino

Pensando un poco sobre lo que escribe Fernando en este post, surgen algunos comentarios posibles para continuar la reflexión. 

-El "marxismo de la defensiva" al que hace alusión FR en referencia a Gramsci es, teniendo en cuenta el caso  argentino, algo más. Lo que en cierto modo ha servido (y puede servir desde otro ángulo con el cambio de situación política) de la "caja de herramientas" gramsciana para entender la realidad nacional del 2001 para acá es, más que su hincapié en el carácter gradual de ciertos cambios en situaciones de estabilidad, su puesta en relieve de los contornos de la crisis del Estado que no deviene revolución (crisis orgánica), los realineamientos que ésta provoca en las relaciones entre partidos políticos y masas urbanas (crisis del partido radical) y los mecanismos de recomposición de la autoridad estatal, que en el caso que nos ocupa, constituyen una caricatura de lo que Gramsci llamaba "revolución pasiva" (revolución-restauración en la que sólo el segundo momento es válido). Para resumir, hay en Gramsci un marxismo de la defensiva como un "marxismo de la revolución pasiva", aunque la tendencia a ver "revoluciones pasivas" a escala más o menos global impactó en sus hipótesis sobre estado y revolución en Occidente, haciendo más estático y binario el esquema oriente/occidente, como planteamos por acá

-El marxismo "de la ofensiva" de Lenin y Trotsky (además de incluir obviamente la cuestión de la defensiva, en una estrategia que articula defensiva y ofensiva), contiene en el caso de Trotsky toda una serie de reflexiones acerca de cómo orientar la lucha de clases del proletariado en situaciones de predominio del reformismo, pero de radicalización creciente del movimiento obrero, con intervención de los grandes sindicatos a escala nacional, durante los años '30. En este sentido, el Trotsky estratega no es solamente un crítico de los errores garrafales de la Tercera Internacional, una vez que estos ya ocurrieron, sino un político proletario que se propone intervenir de todas las maneras posibles en los escenarios de las huelgas generales, huelgas de brazos caídos, movilizaciones políticas de los sindicatos contra la crisis económica, etc, buscando desarrollar una estrategia concreta que se resume en cierto modo en el slogan "del plan de la CGT a la conquista del poder" (y esto no debe interpretarse como consigna para aplicar en seco en el presente sino como un rescate de la lógica política que busca articular peso social de la clase obrera y salida política revolucionaria, intervención de los sindicatos y construcción de una organización bolchevique-leninista), mediante artículos, cartas, conversaciones con integrantes de la IV Internacional, que constituyen el "contexto de descubrimiento" de lo que sería posteriormente el Programa de Transición. La reflexión de Trotsky, plasmada en las intervenciones mencionadas, busca dar una respuesta a la contradicción entre las luchas obreras del período y su expresión política (canalizada por la socialdemocracia, el stalinismo o el partido demócrata yanqui). 

-Sobre el caso argentino. El punto es cómo se articulan los tiempos de la crisis económica, los de la crisis política y los del desarrollo del movimiento obrero. Hasta el 54% por ciento de los votos, la recomposición del régimen coexistió con la recomposición social de la clase obrera. Desde el 20N, si bien no se ve todavía afectada la estabilidad del régimen en su conjunto, se reabre la pauta de que una nueva posible crisis de la autoridad estatal, tendrá a la clase obrera como un actor central. En ese marco, el "momento de escisión" que implica en primera instancia a la relación del movimiento obrero con el cristinismo y en la de fondo la relación entre clase obrera y peronismo (en la cual está por verse qué impacto tendrá el fin del kirchnerismo, según tenga más o menos características "catastróficas"). 

Las experiencias de la clase trabajadora argentina dan cuenta de los "privilegios del atraso" en el sentido de su capacidad de comprimir etapas de desarrollo político a través de experiencias explosivas, como los sucesivos ascensos y declinaciones de las corrientes previas al surgimiento del peronismo, pasando por la experiencia de la "Resistencia Peronista", el ascenso iniciado con el Cordobazo, el clasismo, la Coordinadoras... tradiciones más fuertes que las de "parlamentarismo obrero" (digo esto, pensando en los que apuestan solamente a una buena elección del FIT en 2013).

Desde este punto de vista, un punto a favor de la izquierda revolucionaria es su ligazón directa con sectores obreros que tuvieron destacada participación en el 20N. Si bien en las condiciones de crisis económica mundial y teniendo en cuenta la experiencia histórica previa, lo más probable es que la conquista de una posición de independencia de clase no se dé en el proletariado argentino sin intervención directa de la izquierda trotskista, esto no quita que precisamente esa bandera es precondición para el desarrollo de una fuerte izquierda revolucionaria, por lo cual la consigna de un Partido de Trabajadores sin patrones cobra un peso especial para avanzar en la confluencia de la izquierda y los sectores obreros que empiezan a ponerse en movimiento. 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Después del paro


Ayer se terminó la fugaz (y por demás dudosa) "hegemonía de las cacerolas". Una parte significativa y poderosa de la clase obrera ocupó la escena política con sus propios métodos de huelga y piquete. 

La contundencia del paro, a pesar de que las conducciones de Moyano y Micheli fueron a menos, fue comparable a la de los paros generales de la CGT "disidente" que tuvieron lugar durante el año 2000 (dicho sea de paso, la burocracia sindical en todas sus variantes se cuidó muy bien de alentar cualquier acción similar durante los gobiernos kirchneristas, hasta ayer), pero con una clase obrera, que aunque fragmentada y precarizada, tiene un peso social mayor producto de su recomposición en los últimos años.

Pero también se terminó el discurso falaz del oficialismo de que los únicos descontentos son los que pierden privilegios. Está claro que los trabajadores tienen motivos para parar contra el gobierno y que los motivos son por lo menos tan contundentes como la acción de ayer. La desesperación del gobierno por instalar que lo de ayer no fue una huelga ni un piquete (es decir que no fue una protesta social legítima) no hace más que demostrar el deterioro de la relación entre un gobierno cada vez más antiobrero y la clase trabajadora. En este contexto, el anuncio de no aplicar el impuesto a las ganancias a la segunda cuota del aguinaldo, solamente sirvió para que Caló no aparezca como un alcahuete absolutamente inútil. Y dejémonos de joder... el salario, aunque sea "alto" no es ganancia.

Lo de ayer fue un paso más, muy importante en la creciente dinámica de ruptura entre los trabajadores y el kirchnerismo, que a su vez es una parte de la relación entre clase obrera y peronismo. Desde el punto de vista inmediato (es decir de acá al 2015) es probable que el gobierno establezca una dinámica en la que busque retroceder lo menos posible de su política antiobrera y antisindical, pero en caso de tener que ceder a la protesta obrera, lo haga presentándolo como una conquista de la CGT Balcarce. En cualquier caso, el gobierno será más débil (y no empiecen por favor con los gritos contra las conspiraciones destituyentes) en lo que a la relación de fuerzas sociales se refiere, aunque no necesariamente el descontento obrero pueda ser capitalizado por la oposición burguesa (con la excepción parcial de Scioli, aunque si se profundizan las acciones obreras contra el gobierno, es más difícil para aquel ser parte de una sucesión negociada con el cristinismo), que es igual de antiobrera que CFK. 

Para la izquierda nucleada en el FIT, el paro fue un desafío en cuanto a la capacidad de intervención propia, que en lo que respecta al PTS, creo que tuvo una respuesta a la altura de las circunstancias, con el paro de la línea B del subte, los cortes como los de Panamericana, Callao, etc. En Neuquén, junto con el corte en la Ruta 7 para reclamar por la reincorporación de la obrera textil Norma Brizuela, una fuerte columna de Nuestra Lucha jugó un papel destacado en la movilización convocada por la CTA. En este punto, tampoco se trata de una vuelta en frío a los paros del año 2000: hoy el peso de la izquierda clasista es cualitativamente diferente. Y como se vio acá, no hay un abismo entre la "cuestión sindical" y la "cuestión política". 


PD: Agregado de las 17:07. Subo el video de la movilización de ayer en Neuquén. Cuando posteé no lo podía subir desde Youtube.



martes, 20 de noviembre de 2012

Corte sobre la Ruta 7 en Neuquén (Diario Río Negro)


PARO CONTRA EL GOBIERNO NACIONAL
Corte sobre la Ruta 7
10:53

Bloquean ambas manos de la calzada frente a la planta de la Textil Neuquén. Trabajadores de esa firma junto con el Sindicato Ceramista y otras organizaciones llevan a cabo la protesta. Pasadas las 11 se sumarían a la marcha en el centro de la cuidad.

Trabajadoras de la Textil Neuquén junto con obreros ceramistas y otras organizaciones cortaron el tránsito sobre la Ruta 7.

La medida se enmarca en el paro nacional convocado por las centrales sindicales opositoras, pero además exigen la reincorporación de una textil despedida. La interrupción se mantiene en ambos carriles, aunque hay pasos alternativos.

El corte se realiza frente a la plata de Textil Neuquén aunque se informó que pasadas las 11 se sumarán a la marcha que está convocada en el centro de la ciudad.

rionegro.com.ar con información de agencia Neuquén.-

jueves, 15 de noviembre de 2012

Moyano, Micheli, una cita de Trotsky y un repaso "operaista"



Creo que se puede descartar la idea de que Moyano y Micheli hayan leído un libro de Trotsky que se llama ¿Adónde va Francia? (y no lo digo porque sean o no gente leída, cuestión que desconozco, sino porque si hay algo que odian los burócratas es el trotskismo). Sin embargo, el jefe del Ejército Rojo hace en ese libro una afirmación cuyo contenido no es desconocido por ningún sindicalista del mundo, que sea más o menos pillo: la huelga general plantea el problema del poder. La frase completa dice que la huelga general plantea el problema del poder pero no lo resuelve, aunque en este caso nos interesa la primera parte de la frase hasta el "pero". 


Decía entonces que ni Moyano ni Micheli desconocen que si hubiesen tenido una política para hacer un gran paro nacional y no uno acorde a la "pequeña política" de la interna peronista y la oposición burguesa respectivamente, el 20 de noviembre nos encontraríamos frente a una gran acción nacional que pondría el peso social del movimiento obrero en el centro de la escena política. Ojo, creo que no se puede descartar que más allá de que las conducciones convocantes llaman al paro bombeándolo al mismo tiempo, este sea una gran acción a escala nacional. No se trata en este caso de un pronóstico sino de los motivos por los cuales la convocatoria tiene características "moderadas" y no otras. 

Durante el lapso de tiempo que va del 2001 a la actualidad, uno de los puntos salientes del proceso político argentino ha sido la recomposición de las fuerzas del movimiento obrero. Ya sé, los eternos "derrotados", tanto como los cínicos y los escépticos, dirán que los avances son muy pequeños, moleculares etc. Una década atrás ellos mismos u otros que cumplían la misma función decían que el movimiento obrero no existía más y que ahora el sujeto eran "los excluidos" que para colmo de males luchaban "por entrar en el sistema" (de paso digamos que la buena memoria es un reaseguro para no decir uno mismo tantas estupideces como las que se ve obligado a escuchar). 

Muchos atribuyen esta recomposición social de la clase obrera a las virtudes del "modelo nacional y popular". En un análisis intencional, la alianza de NK con Moyano y la burocracia sindical habría permitido recuperar los aumentos de salario, las paritarias y demás. Podría ser cierto, si nos salteamos la devaluación que fue la base de la recomposición económica, con su consiguiente creación en masa de empleos precarios por un lado y posibilidades de recupero de conquistas para los sectores en blanco, formalizados y más "acomodados" de la clase obrera, por el otro. Fue al revés: NK buscó la alianza con los sindicatos controlados por la burocracia, porque sabía no sólo que ahí había una base de apoyo para su gobierno, sino también una fuerza social que podía generarle problemas desde el punto de vista estratégico. 

Los problemas que se evidencian en el cristinismo para recrear una base sindical, más allá de cómo se mediatizan los asuntos de fondo por las cuestiones de la interna burguesa, tienen que ver con la necesidad de imponer una política de ajuste y su imposibilidad de llevarla hasta el final. Y otra vez, la cuestión de la fuerza social de la clase obrera, a la que incluso rindieron en cierto modo su "homenaje" los gendarmes y prefectos que para legitimar su motín se definían a veces como "trabajadores" (desde ya que si decían "somos represores", no iban a conseguir muchos apoyos, aunque hay gente que no aprende más respecto de los "conflictos" de las fuerzas de seguridad).

Los operaistas italianos, con un punto de vista reduccionista, tendían a ver los procesos de reestructuración del capitalismo exclusivamente como respuestas a la lucha de clases, lo cual planteaba el problema de que la clase obrera se volvía el motor del desarrollo capitalista y para zafar de esa conclusión lógica, ubicaban a la clase obrera "fuera de la totalidad capitalista", haciendo honor a las corrientes antihegelianas del marxismo tano. Sin embargo, despojada de su unilateralidad, la idea se puede aplicar a las formas del régimen político argentino. En última instancia, el peso social de la clase obrera (más allá de cuánto está luchando en la coyuntura) determina los límites y alcances del régimen político. Trotsky ubicó la fuerza social de la clase obrera como una causa central de las tendencias al bonapartismo propias del poder estatal en Latinoamérica a fines de los años '30 y en la actualidad se vuelve a demostrar como un principio vigente. La contradicción es que sin una acción contundente a escala nacional, el peso de la clase obrera impide a las patronales y el gobierno ir a chocarla de frente, pero termina siendo una gran fuerza subutilizada para garantizar a lo sumo un relativo "empate" de fuerzas sociales. 

Ni Moyano ni Micheli se proponen romper ese empate, porque no están en condiciones de lidiar con una lucha obrera generalizada. El inicio de un "espíritu de escisión" que se comenta acá, promete futuros desequilibrios y cambios en la relación de fuerzas, no ya desde el punto de vista de las fuerzas sociales objetivas, sino desde el punto de vista político y de lucha de clases. 

Un asunto más, relacionado con esto. En nuestro país no existe un Partido de Trabajadores, porque esa posibilidad fue expropiada por el peronismo que liquidó el fugaz Partido Laborista. Sin embargo, es probable que la crisis del peronismo con su base obrera no genere directamente posiciones "marxistas" entre los trabajadores sino una idea de "independencia de clase" más difusa. Sin transformar esta hipótesis en una división entre una etapa "de independencia de clase" y otra "revolucionaria" en el desarrollo de la subjetividad obrera, lo cierto es que no es posible construir una fuerte izquierda revolucionaria sin la bandera de la independencia de clase. Y en cierto modo, más allá de sus aciertos y errores, levantar esa bandera ha sido el rol del trotskismo en la historia argentina desde el surgimiento del peronismo. 

Neuquén: Escrache a AMICI por la reincorporación de Norma Brizuela


martes, 13 de noviembre de 2012

Un tema de mis años mozos

Mi amigo Fernando Rosso me aconseja que si no tengo nada que decir, mejor no escriba nada. Y me parece un sabio consejo. Mientras tanto, comparto con los amigos un tema de mis años mozos....


lunes, 5 de noviembre de 2012

Argentina 2012: algunas líneas sobre la situación y después

En la serie de novelas policiales escritas por Henning Mankell y protagonizadas por el inspector Kurt Wallander, hay un dato curioso que se menciona en todas. El padre de Wallander es pintor de un solo cuadro: un paisaje otoñal con o sin urogallo (que según parece es un ave gallinácea muy común en los países nórdicos). Y el tipo está orgulloso de su cuadro, por lo cual Wallander se cuida bien de irritarlo preguntando "viejo ¿por qué no pintás otra cosa?"
Bueno, si miramos superficialmente la situación política argentina, podemos encontrarle algún parecido con el cuadro repetido del padre de Wallander: el oficialismo pierde poder, pero sigue dominando la escena política, la oposición burguesa en crisis más o menos permanente intenta apoyarse en los fenómenos aberrantes de oposición social al cristinismo, como caceroleros y gendarmes y la izquierda de los votos y los espacios critica al PTS por "sectario". Hasta acá todo iría según indica el folklore y más o menos se viene repitiendo de hace varios meses. Pero el asunto no termina ahí.
A pesar de que sigue controlando la situación, se está instalando cada vez más la idea de que el cristinismo se termina en 2015. Salvo que ocurriese un milagro en las elecciones del año que viene, lo más probable es que el oficialismo no tenga los votos necesarios para modificar la constitución y buscar una nueva reelección de CFK, que por otra parte viene sufriendo un desgaste por todos conocido, lo cual ubica el próximo candidato a presidente con chances de ganar dentro del PJ, con la consabida lucha por la sucesión, que tendrá un punto de quiebre en las elecciones del año que viene. Después de eso se verá si lo que postule el PJ va a ser más "cristinista" o más "disidente".
Sin embargo estas cuestiones son en su mayor parte de pequeña política y no son nuevas. El problema de gran política que se presenta detrás de estas disyuntivas es de fondo y muy serio y tiene que ver con la forma que asume el peronismo en su relación con el movimiento obrero en esta situación histórica.
Si bien hay cuestiones de "estilo" y gorilismo propios del sector que está en el gobierno, el giro "frepasista" de CFK que respondió en parte a cuestiones de coyuntura (ajuste fiscal para pagar deuda en 2012) ha ido rozando, por su virulencia y voluntad anti-obrera un núcleo central de la historia política argentina: la relación del peronismo con su base obrera.
Si bien, mientras más se despegue CFK del PJ, más se preservará éste de caras al 2015 en caso de que el oficialismo sufra una importante derrota en 2013, la pregunta que cabe acá sería la siguiente: este partido al que le sobran sindicatos y le falta burguesía nacional, como dijo Portantiero ¿podría revertir históricamente su "populismo" pasando a un nuevo "ciclo menemista" de liquidación de conquistas obreras? Parece muy difícil, salvo con algo muy parecido a una guerra civil.
En este sentido hay dos cuestiones que contradictoriamente pueden ser síntomas del tipo de procesos que pueden venir. La posible candidatura de Moyano a diputado, más allá de que lo haría desde un espacio políticamente reaccionario, pero tomando algunas demandas obreras ¿no podría ser expresión aunque ultra distorsionada, de que aún sin suficiente desarrollo, todavía embrionariamente, pero vital históricamente, empieza a surgir una tendencia a la división de los espacios políticos según clivajes de clase?
Otro ejemplo, muy distinto del anterior. Las elecciones en ATEN, gremio de los trabajadores de la educación de Neuquén, en la que la burocracia cristinista perdió por paliza con el FURA, que integramos, el cual levantaba claramente un programa de democracia sindical y vuelta a las calles del sindicato, si bien tiene particularidades que hacen a la tradición local ¿no puede estar indicando que comienza a pegar un salto el proceso lento pero efectivo de recomposición del movimiento obrero, aunque sea en un sector ajeno a la industria, que puede dar lugar a nuevas recuperaciones de otros sindicatos, en primer lugar en docentes pero también en otros sectores de trabajadores?
Para mí la respuesta a ambas preguntas es que sí. La primera porque el peronismo, más allá de su capacidad de reinventarse, está llegando a una encrucijada entre su carácter ambivalente de partido del orden y partido de la contención y la segunda porque el cristinismo es impresentable en el movimiento obrero y la burocracia sindical tiene un desprestigio fenomenal.
En los años '60 y '70, un importante sector de la intelectualidad apostaba al desarrollo de un movimiento socialista desde el peronismo, partiendo de una tesis que se contradice con la historia real de la clase obrera argentina: que el proletariado de nuestro país había surgido como parte integrante del peronismo y no podía separarse de él (lo cual partía de dejar de lado el movimiento obrero previo al peronismo, combativo, influenciado por corrientes revolucionarias y clasistas; cosa que parece desconocen también algunos chantas que dicen que el clasismo es un invento del PTS).
Después de la dictadura, habiendo aceptado el peronismo algunas formas republicanas primero y reconociendo después los gorilas que "el peronismo es el único que puede gobernar", se instaló la idea que que el peronismo siempre va a ser votado por los obreros y punto. Pero esta idea fue producto de la derrota histórica de la dictadura, que terminó abruptamente con la experiencia del proletariado con el peronismo en el poder.
Se dijo muchas veces que el 19 y 20 de 2001 habían iniciado una reversión de esa derrota histórica. En esto también se incluye la supuesta eterna hegemonía peronista sobre el movimiento obrero, cuya declinación podría estar pegando un salto en este momento histórico.

viernes, 26 de octubre de 2012

El derrumbe de supermercado Cooperativa Obrera suma padecimientos a los trabajadores y el pueblo

Cinco muertos al desplomarse el techo de un súper
La losa del local de la Cooperativa Obrera se derrumbó sobre numerosos clientes. Dos de las víctimas fatales serían niños. Habría 16 heridos y 18 desaparecidos.

Completo acá.

----------

Ahora vendrá el juego de deslindarse responsabilidades entre los que se tienen que hacer cargo. Pero una cosa es segura: en los barrios chetos a nadie se le cae el techo del supermercado encima. Una muestra brutal de la "división territorial de clases" en la ciudad de Neuquén y su profundización de la mano del MPN y Quiroga.

miércoles, 24 de octubre de 2012

El PTS se movilizó hoy contra la ley de las ART antiobrera y “menemista” de Cristina

(PTS, Buenos Aires, 24/10/12) Repudiando el tratamiento en la Cámara de Diputados de la modificación de la Ley de Riesgos de Trabajo, el Partido de los Trabajadores Socialistas participó esta tarde de la movilización en las puertas del Congreso. Christian Castillo, dirigente nacional del PTS en el Frente de Izquierda, declaró que “venimos esta tarde al Congreso, en el marco de la marcha convocada por la CTA opositora y la CGT Azopardo, para pelear por la anulación de la Ley de Riesgos de Trabajo y terminar con el negociado de las ART. Esta es una propuesta tan antiobrera que pareciera haber sido escrita por la Unión Industrial Argentina, porque prolonga el gran negocio que hay detrás de los accidentes laborales, incorporando a los sindicatos y abaratando los costos para los empresarios. Una vez más los diputados K y sus aliados perpetúan, con algún cambio cosmético, una ley de los 90. Nosotros venimos a expresar nuestra postura que es por la anulación de la Ley de Riesgos de Trabajo y para terminar con el negociado de las ART”.
Asimismo, respecto a la convocatoria que se expresó esta tarde, Castillo puntualizó que “participamos de la movilización porque creemos que es justo rechazar la ley presentada por el Gobierno. Pero lo cierto es que al no estar convocada como parte de una gran jornada de movilización obrera precedida de asambleas en los lugares de trabajo ni ser parte de un verdadero plan de lucha, incluyendo el paro de los sindicatos, le dio a esta protesta un carácter meramente testimonial. Si la CGT Moyano y la CTA Micheli quisieran se podrían tomar medidas de lucha contundentes, como rodear el Congreso con decenas de miles de trabajadores para evitar que se apruebe esta ley reaccionaria”.
“Para derrotar la ley hace falta una acción obrera vigorosa, que es la que puede torcerle el brazo al Gobierno, y no pasársela coqueteando con los distintos sectores de la oposición patronal, la mayoría de los cuales avala la ley del Gobierno. Este es el rumbo que hay que exigirles a los sindicatos que están hoy enfrentados con el oficialismo. El paro que anuncian tiene que ser el inicio de un verdadero plan de lucha discutido democráticamente en toda la clase obrera”, concluyó Castillo.

Secretaría de Prensa PTS

miércoles, 17 de octubre de 2012

La policía del K Fellner vuelve a reprimir en defensa de los empresarios en Jujuy (Comunicado de Prensa)

Aproximadamente a las 7.30 de la mañana de hoy, vecinos del Barrio Malvinas, organizaciones sociales y estudiantiles, que estuvieron acampando contra la instalación de una planta transformadora de energía que amenaza la salud de todos los vecinos del barrio; fueron desalojados mediante una brutal represión por parte de la policía con un saldo de más de 20 detenidos y varias mujeres, jóvenes, niños y ancianos golpeados y heridos.
Esta empresa que se llena los bolsillos cobrándonos altos impuestos, también mata enfermando -en el barrio Malvinas, como en tantos otros barrios de Jujuy, las plantas transformadoras de la empresa EJESA, han causado numerosos casos de cáncer- y manda a reprimir en los barrios del pueblo pobre con la complicidad del kirchnerista gobernador Fellner, que en su doble discurso de los DDHH, no puede dejar de estar en sintonía con la exigencia nacional de mano dura a los luchadores sociales, del partido del Intendente “Chuli”Jorge -UCR-.
Además, la policía que hoy golpea, dispara, tira gases lacrimógenos y detiene a los vecinos de Malvinas, es la misma que mató a los 3 compañeros que luchaban por vivienda digna en Ledesma el año pasado y la que se lleva la vida de jóvenes mediante el gatillo fácil. Y junto con la gendarmería de Kristina, que reprime todas las luchas nacionales, son cómplices de las redes de trata que en la Quiaca hoy tiene a dos nuevas víctimas, y la persecución a los que luchan que van sumando más de 4000 causas en el país.
Desde la Juventud del PTS expresamos nuestro más fuerte repudio a la represión de las fuerzas policiales que responden al gobierno provincial y nacional, que salen a defender los intereses de la empresa privada de energía EJESA y sus ansias de ganancia al costo de la salud y vida de los sectores de trabajadores que vivimos en barrios populares. Estas instituciones que se comen los presupuestos nacionales y provinciales son las fuerzas en las que se apoya el gobierno nacional y provincial cuando los trabajadores, estudiantes o sectores populares salen a exigir sus derechos.
En este sentido denunciamos a las autoridades de la UNJu que dicen apoyar la lucha de los vecinos de Los Naranjos para sacar la planta transformadora de su Barrio; mientras mantiene vigentes convenios de pasantías con EJESA -que además tiene trabajadores tercerizados-. Con estos convenios, el Rector de la UNJu nos entrega, a los estudiantes, como mano de obra barata y calificada para esta empresa.
Exigimos que se garantice la integridad física de los detenidos y su inmediata liberación. Convocamos y exigimos al Frente de Gremios Estatales, a la Tupac Amaru y a todas las organizaciones sociales, sindicales y estudiantiles a repudiar la represión y a llamar a un paro y movilización que exprese en las calles el repudio a la empresa y a la política represiva del gobierno municipal y provincial.
¡INMEDIATA LIBERACIÓN DE TODOS LOS DETENIDOS!
¡BASTA DE REPRIMIR A LOS QUE LUCHAN! ¡FUERA LA POLÍCIA DE LOS BARRIOS!
¡BASTA DE QUE LAS EMPRESAS AMACEN GANANCIAS A COSTA DE NUESTRA SALUD Y NUESTRAS VIDAS! ¡FUERA EJESA Y SU PLANTA TRANSFORMADORA DE MALVINAS!

Un poco de belleza

Hasta que me pueda poner a escribir, les comparto una serie de pinturas de mi amiga Inés Hernández (alias Rosa) que se llama "Mujeres Andinas". Que lo disfruten...






viernes, 12 de octubre de 2012

Reclamo de obreros ceramistas sobre la Ruta 7 (Diario Río Negro)


NEUQUÉN (AN).- Con una volanteada sobre la Ruta 7 trabajadores de Cerámica Neuquén reclamaron ayer por sus puestos laborales y denunciaron nuevamente un vaciamiento en la empresa. Ayer al mediodía se reunieron en la subsecretaría de Trabajo y esperaban una solución de fondo.

Con ocho días de retención de servicios los empleados de Cerámica Neuquén acompañados por el sindicato Ceramista resolvieron ayer realizar una volanteada sobre la Ruta 7 -frente a Fasinpat- para difundir la crítica situación que atraviesan. "Producimos y todo se vende, hay plata en la empresa pero no la vemos reflejada en salarios, en la obra social, ni en mantenimiento", explicó Ariel Fuentes, delegado de la Cerámica. Hace un mes llevaron adelante un reclamo similar y al día de hoy siguen sin una respuesta por parte de la patronal. Ayer al mediodía se reunieron con representantes de la firma y con el subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel. Fuentes adelantó que esperaban una solución de fondo. "Esto ya lo vivimos con Zanon, con Stefani. Estamos preocupados por nuestra fuente laboral, entendemos que ganan plata pero no la vemos reflejada en ningún lado", dijo Fuentes

Además, Fuentes sostuvo que hay constantes irregularidades en el pago de salarios. "La quincena la terminaron de pagar ayer (por el miércoles), nos habían pagado el 20%, y siempre es de a puchos, también nos deben un retroactivo de un aumento acordado en paritarias nacionales que implica para un trabajador unos 1.500 pesos", agregó.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Cortita y al pie sobre la "protesta" de prefectos y gendarmes

Compartimos el comunicado del PTS y agregamos algunos comentarios.

En las sociedades anteriores al capitalismo, con sus regímenes autocráticos y monárquicos, nadie hubiera incurrido en la confusión de considerar como un "trabajador" (según las distintas formas que tomó a lo largo del tiempo la población laboriosa, esclavizada, campesina, artesana o proletaria) a los integrantes de la fuerza armada del estado. Esto es así porque, en estamentos o castas, la división social entre los que tenían la armas y los que no era clarísima e inapelable.

Por el contrario, los integrantes de las fuerzas represivas de la actualidad en general y en la Argentina en particular (aunque suelen cobrar más y antes que por ejemplo los docentes) comparten condiciones de vida con los trabajadores a los que reprimen o incluso viven en los mismos barrios que los pibes a los que someten a apremios y otras prácticas por el estilo. 

Esto, sumado al sentido común de que la democracia no esconde dominación de clase y por ende las fuerzas armadas y policiales no están para garantizar la continuidad de tal dominación sino para defender al país o a la pequeña propiedad según el caso, es lo que hace que algunos aturdidos planteen que los prefectos y gendarmes son trabajadores o peor aún los apoyen, como ocurrió con Vilma Ripoll.

Que los efectivos de Prefectura y Gendarmería apelen a formas de protesta que simulan características comunes con la de una protesta obrera no debe llamarnos a confusión. Así como un lock out no es un paro, un acuartelamiento o motín no es una huelga. 

En este sentido, los análisis que van a proliferar, atribuyendo a una supuesta proletarización de las fuerzas de seguridad el hecho de que realicen protestas prescinden de un elemento concreto predominante de la política de seguridad del oficialismo durante los últimos años. 

Fue el gobierno el que ha basado en la Gendarmería y la Prefectura  su política de seguridad. Al darles más poder y esparcirlas territorialmente para cumplir funciones de policía, dotó a sus efectivos de un capacidad de presión para acciones como esta, que antes no tenían. Los verdugos no se proletarizan. Saben que el hecho de que la autoridad estatal dependa en última instancia de su presencia en los barrios, les da un poder de negociación que no tenían antes. 

martes, 2 de octubre de 2012

Posicionalismo en miniatura (breve comentario a propósito de los debates que se vienen dando con IS y el PO)

Dijimos acá hace un tiempo que el "posicionalismo absoluto" era algo así como un espíritu de época de la izquierda en las últimas décadas. Pensándolo mejor, no es del todo correcto y en realidad estamos más atrás que eso.

Cuando Trotsky hablaba de este tema, debatía sobre las formas en que se podían prefigurar las características de la guerra civil en occidente. Si tomamos el posicionalismo como la postura que plantea la primacía de una larga acumulación en la lucha legal, sindical y parlamentaria, hasta estar en condiciones de tomar el poder por sobre las posturas insurrecionalistas, debemos reconocer que al ubicar en el posicionalismo a las corrientes de izquierda que se reivindican trotskistas, les estamos adjudicando un nivel de reflexión sobre cuestiones estratégicas, que está en realidad muy por encima de sus prácticas.

Leyendo este artículo, que trata en profundidad los problemas estratégicos del marxismo, una de las conclusiones que pueden extraerse es que el poder se toma desde algún lugar. El arte de la insurrección no se ejercita si no es desde ciertas posiciones (en Rusia del '17 fue el Comité Militar Revolucionario de Petrogrado, en Alemania de 1923 hubiera sido el Gobierno de Sajonia-Turingia). Pero esta conclusión elemental se ha degradado en una práctica tendiente a ocupar espacios, por oposición a conquistar posiciones, por fuera de toda estrategia no ya de tomar el poder, sino aunque sea de hacer algún tipo de daño a la clase dominante y su Estado.

La conquista de una posición, sea en una comisión interna, sindicato, centro de estudiantes o cuerpo parlamentario, tiene como objetivo concentrar fuerzas que luego pueden ser puestas en movimiento como parte de una estrategia de crear  una alianza obrero-popular bajo la jefatura (hegemonía) de la clase trabajadora.

En el caso de un cargo legislativo, venimos mostrando en la práctica de la banca del FIT en Neuquén cómo hay que utilizar esa posición: la banca jugó un rol destacado en dos retrocesos importantes que tuvo que hacer el gobierno del MPN, con la campaña contra la ley de educación que la patearon para el 2014 y contra la política de criminalización de las protestas, empalmando con los reclamos de docentes y estatales y la movilización masiva que hizo retroceder a la justicia en el juicio oral contra referentes de ATEN. No fue la banca en sí misma, sino la combinación entre política por arriba desde la banca y organización y movilización desde las organizaciones de masas por abajo lo que permitió asestar estos golpes al gobierno.

Cuando se ocupa un "espacio", ocurre lo contrario. En primer lugar, el espacio suele ser electoral (más votos que fuerza militante). En segundo lugar, suele ser prestado (votos de la centroizquierda captados temporalmente por la izquierda, junto con votos genuinamente de izquierda).

Dadas las condiciones de ausencia de radicalización, toda posición conquistada por la izquierda revolucionaria tiene algo de "espacio".

Esto es así porque la base electoral siempre es más amplia que la fuerza militante y más allá de que la cantidad de votos del FIT sea modesta, sigue siendo mucho mayor que la fuerza numérica que podemos movilizar.

Pero (y ahí viene el tercer punto) que un "espacio" pueda devenir "posición", depende de cuestiones de práctica política y de ubicación estratégica. Por eso, vemos que muchas veces los lugares conquistados por la izquierda en distintos ámbitos, sirven para hacer conocido a tal o cual candidato, o para adquirir oficios en la rosca por el reparto de cargos (en los que en algunos casos hasta repiten los candidatos por falta de militantes) pero no como un lugar de concentración de fuerzas al servicio de la lucha de clases.