viernes, 18 de noviembre de 2011

Otro Viernes

Esta semana volvimos a aprender con la Turca de qué se trata eso de "crear lazos" y me animé por fin a escribir la dedicatoria que faltaba en la antología poética de Gioconda Belli. Las dedicatorias son confesiones de parte. Hay que tener cuidado de hacerlas así nomás. Es recomendable esperar que los astros estén en línea antes de garabatear el papel, supongo.
Marisa de licencia. Comparto despacho con el Seba, avezado artesano en el arte de la conversación e  intelectual judío "de izquierdas" como los de las películas de Woody Allen. Este pibe es una de las pruebas vivientes de que no todos mis amigos son mujeres...
En Argentina hay guardias blancas que matan campesinos y pobres. Santiago del Estero suma el nombre de Cristian Ferreyra a la lista de nuestros mártires, que nos vamos a cobrar uno por uno cuando llegue el día de la redención de los vencidos. Si se puede elegir las armas, yo me quedo con el martillo.    
Amigos que viajan al mega-recital de Manu Chao en Zanon, piden pista para ocupar nuestros pequeños reductos. Esta semana, le sugerí a Raúl que desconecte el teléfono un rato. No creo que me haya hecho caso. Gladys sale agitando en el diario las demandas de los trabajadores de Salud. Le digo que la próxima vez reclame de mi parte que se termine el año.